Search
Close this search box.

Su viaje ideal le espera en Lisboa: descubra las joyas ocultas de la ciudad

¿Ha buscado en Google “Lisboa ver” últimamente? Si es así, entenderá por qué cada vez más viajeros eligen este destino cautivador como su sitio de vacaciones ideal.

Lisboa ver

Desde su rica historia como una de las principales ciudades portuarias de Europa hasta su impresionante arquitectura y deliciosa cocina, Lisboa tiene algo para todos los gustos. Explore las estrechas callejuelas y el tradicional barrio de Alfama o disfrute de las vistas del río Tajo desde uno de los muchos bares con terraza.

Imagine despertarse cada día con una nueva aventura: probar diferentes platos locales, maravillarse con monumentos históricos únicos y disfrutar de vistas impresionantes. Así sería un viaje ideal por Lisboa. Déjenos ayudarle a planear su escapada perfecta con nuestra lista de lugares imprescindibles.

Para que su viaje por la ciudad más grande de Portugal sea aún más agradable, hemos recopilado una lista de lugares de visita obligada para que pueda experimentar todo lo que Lisboa tiene que ofrecer.

Plaza de Rossio (Plaza Don Pedro IV)

La plaza principal de Lisboa es un lugar imprescindible para visitar durante tu viaje a la ciudad.

Cosas que ver en Lisboa - Plaza de Rossio - Lisboa ver - Lisboa qué hacer

Aquí encontrarás varios edificios históricos que merece la pena visitar, como el Teatro Nacional de Doña María II y la impresionante estación de tren de Rossio.

Además, no puedes dejar de pasar por el famoso Café Nicola, que tiene más de 200 años de antigüedad y que, aunque puede resultar algo caro, es un lugar muy bonito de visitar. Desde la estación de tren, podrás tomar un tren a Sintra, otro destino imprescindible para ver en Lisboa.

En definitiva, hay muchas cosas que hacer y ver en esta plaza y es un sitio que no puedes perderte si estás visitando la ciudad.

Mirador de Santa Lucía

Si estás buscando cosas que ver en Lisboa, no puedes perderte el mirador Portas do Sol y a pocos metros de distancia, la impresionante Iglesia de Santa Lucía.

No te arrepentirás de haber bajado, ya que su jardín decorado con azulejos es otro de los mejores miradores de la ciudad. Desde allí, tendrás una buena perspectiva del centro histórico y podrás ver la cúpula del Panteón Nacional, así como las torres de la Iglesia de San Miguel y la Iglesia de San Esteban.

Después de disfrutar de las impresionantes vistas, no dejes de entrar a la iglesia y admirar el gran mural de azulejos que representa escenas importantes de la Reconquista de Lisboa y la antigua Plaza del Comercio.

Esta iglesia, declarada Monumento Nacional, es un must-see para aquellos que quieran ver lo mejor de Lisboa.

Largo das Portas do Sol, la mejor panorámica que ver en Lisboa

Al salir de la catedral de Lisboa, hay tantas cosas maravillosas que ver en esta ciudad.

largo das portas do sol - Lisboa Ver

La vista desde el tranvía 28 es simplemente impresionante, pero si queréis disfrutar de una vista aún más espectacular, debéis tomar este tranvía de nuevo hasta Largo das Portas do Sol.

Este mirador es un lugar mágico que os encantará. Para mí, uno de los mejores rincones de la ciudad.

Desde allí, solo caminando 5 minutos, llegaréis al majestuoso castillo de San Jorge. Disfrutad de cada paso en esta ciudad, conocida por su cultura, belleza y gastronomía.

Rua Augusta y su arco

Lisboa es una ciudad llena de vida y energía, y una de las calles más famosas que no puedes dejar de ver es la Rua Augusta.

Lisboa Ver - Rua Augusta

No importa cuántas veces pases por aquí, siempre encontrarás algo nuevo que hacer en Lisboa. Desde restaurantes y cafeterías hasta tiendas y monumentos, esta artería principal del barrio de Baixa tiene todo lo que necesitas para disfrutar de la ciudad.

Pero hay una parada obligatoria en tu ruta: la mítica Casa Portuguesa de Pastel de Bacalao. No puedes irte sin probar sus deliciosos pastelitos.

Además, uno de los protagonistas de la Rua Augusta es el majestuoso Arco da Augusta, que te lleva a la impresionante Plaza del Comercio.

Subir a lo alto del arco te dará una de las vistas más increíbles de la ciudad por solamente 2,5 €. Así que, ¿a qué estás esperando? Hay tantas cosas que ver en Lisboa, ¡no pierdas la oportunidad de descubrirlas!

Castillo de San Jorge de Lisboa

Si estás planeando tu viaje a Lisboa, no puedes perderte la visita al Castillo de San Jorge, conocido como Castelo dos Mouros en el pasado.

Castillo de San Jorge - Lisboa imprescindibles - cosas que ver en Lisboa

A través del elevador desde Baixa, llegarás hasta los 52 metros de altura de la colina de San Jorge, donde se encuentra este impresionante castillo morisco rodeado por una muralla de almenas árabes.

No te pierdas la oportunidad de iniciar tu día temprano, explorando su museo y recorriendo sus 11 torreones, desde donde tendrás las mejores panorámicas de Lisboa y el río Tajo.

La Torre Ulises es imprescindible, ya que cuenta con el “periscopio da Vinci” que te permitirá disfrutar de vistas de 360º de la ciudad.

En el interior de la fortaleza, podrás encontrar jardines, una cafetería, el museo arqueológico y una cámara oscura impresionante. Visitar este lugar representa una de las mejores cosas que hacer en Lisboa, por lo que no puedes dejar pasar la oportunidad.

El precio de entrada es de 10 €, pero con la Lisboa Card, queda en 7,5 €.

¡No lo pienses más y visita este sitio imprescindible de la ciudad!

Elevador de Santa Justa, un clásico que ver en Lisboa

Lisboa es una ciudad que enamora a todos sus visitantes, y si hay un lugar que no debes perderte es el ascensor de Santa Justa.

Elevador de Santa Justa - Lisboa Ver

Es difícil encontrar una guía de la ciudad que no lo incluya, y no es para menos. Esta enorme mole de hierro te llevará desde el barrio de Baixa hasta el barrio Alto, y te dejará sin aliento.

Lo mejor sin duda es subir justo al atardecer, para ver cómo la luz se refleja sobre los tejados de la ciudad. Sus 45 metros de altura fueron construidos por un estudiante de Gustave Eiffel, y su influencia en su obra es innegable.

Aunque las colas son largas, merece la pena subir, especialmente si tienes la Lisboa Card, con la que puedes acceder gratis. Si no la tienes, el costo es de alrededor de 5 euros.

En fin, hay muchas cosas por hacer en Lisboa, pero visitar el Elevador de Santa Justa es imprescindible.

Catedral de la Sé y el tranvía 15

Si planeas visitar Lisboa, hay una postal que no puedes perderte por nada del mundo. Es el momento en el que el tranvía nro. 15 se cruza frente a la majestuosa Catedral de la Sé de Lisboa, uno de los lugares más emblemáticos de Lisboa.

Catedral - Tranvia 15 - Lisboa Ver

Es una imagen que no podrás borrar de tu mente, y que te hará sentir que realmente estás en Lisboa. Además, ¡la entrada a la catedral es gratuita! En su interior encontrarás el ataúd de San Vicente, el patrón de la ciudad.

Cuenta la leyenda que dos cuervos acompañaron al ataúd de San Vicente en su funeral, y es por esa razón que estos animales aparecen en el escudo de la ciudad.

Así que si quieres ver algunas de las cosas más bellas que hacer en Lisboa, ¡no te pierdas la Catedral de la Sé y su tranvía nro. 15.

Plaza del Comercio

Sin duda, si estás buscando qué hacer en Lisboa, no puedes perderte la oportunidad de visitar la Plaza del Comercio.

Plaza del Comercio - Lisboa Ver

Considerada una de las más emblemáticas de Lisboa, es un lugar perfecto para disfrutar de una gran puesta de sol sobre el Tajo que te dejará sin palabras.

Para llegar a la plaza, deberás cruzar el Arco Triunfal de la Rua Augusta y subir a su terraza para obtener una perspectiva única de la plaza y la estatua de bronce de José I que se encuentra en su centro. ¡No olvides reservar tu entrada con antelación para evitar largas filas!

Esta plaza se caracteriza por estar porticada en tres de sus lados y tener una vista abierta al río Tajo, el antiguo puerto principal de comercio marítimo de la ciudad. ¡La Plaza del Comercio es definitivamente una de las cosas más imprescindibles que ver en Lisboa!

Torre de Belém, Patrimonio de la humanidad

La Torre de Belém es uno de los puntos de interés que no te puedes perder si decides visitar Lisboa.

Torre de Belém - Lisboa Ver - cosas que ver en lisboa

Ver esta antigua fortaleza, construida en 1515, que cumplía la función protectora del puerto, y más tarde fue prisión, faro y centro aduanero, es sin duda una de las mejores experiencias para hacer en Lisboa.

Su fachada en estilo manuelino, con almenas en forma de escudos y una sorprendente gárgola en forma de rinoceronte, es simplemente impresionante.

Si compras una entrada, podrás adentrarte en su austero interior y explorar su baluarte, además de subir por una pequeña escalera de caracol a la torre de cinco pisos.

El horario de visita es de lunes a domingos a partir de las 10 hs hasta las 18:30 hs de mayo a septiembre, y cierra una hora antes el resto del año. ¡No te pierdas este lugar único en la ciudad de Lisboa!

Barrio de Alfama, uno de los lugares que ver en Lisboa

Si estás buscando descubrir la verdadera esencia de Lisboa, el Barrio de Alfama es el sitio ideal. Un laberinto de calles empedradas, balcones de hierro llenos de ropa tendida y edificios con un encanto que te transportarán a otra época.

Barrio de Alfama - Lisboa ver

La mejor forma de recorrerlo es sin mapa, simplemente dejándote guiar por su belleza y animadas plazas. Desde la Iglesia de San Miguel hasta el Arco de Jesús, cada rincón de este barrio te sorprenderá.

Además, encontrarás tiendas locales donde podrás comprar souvenirs y productos típicos de la región.

No hay duda de que el Barrio de Alfama es una de las mejores cosas que ver y hacer en Lisboa, y te aseguramos que no te arrepentirás de visitarlo.

Panteón Nacional

Una de las atracciones que tienes que ver en Lisboa es el Panteón Nacional, ubicado en el pintoresco Barrio de La Alfama.

Panteón Nacional - Lisboa Ver

Este impresionante edificio barroco del siglo XVII alberga los restos de algunos de los héroes y personajes más importantes del país. La gran cúpula blanca del templo es indudablemente impresionante, y ofrece unas vistas panorámicas desde su terraza.

Si visitas los martes o sábados, no puedes perderte el mercado de segunda mano de la Feria da Ladra, uno de los clásicos de la capital portuguesa. Este mercado se monta cerca del Panteón y es una experiencia obligatoria para los amantes de los tesoros ocultos y las gangas.

¡Lisboa es un lugar lleno de cosas por hacer y ver!

Convento do Carmo

Si estás buscando qué hacer en Lisboa, pasear por la comercial Rua Garrett debería estar en tu lista. Y como si eso fuera poco, a pocos pasos se encuentra el Convento do Carmo, una iglesia construida hace más de 500 años y que, aunque está en ruinas, no pierde su encanto.

Convento do Carmo - Lisboa Ver

Las fotos que puedas sacar son impresionantes, pero aun así te recomendamos que visites el pequeño Museo Arqueológico do Carmo, que guarda una valiosa colección de piezas arqueológicas desde la prehistoria al siglo XIX.

¡Esta ciudad tiene tantas cosas por ver en Lisboa que no podrás aburrirte!

Monasterio de los Jerónimos

Considerado uno de los lugares más hermosos de la ciudad y un Patrimonio de la Humanidad. Este monasterio tiene una rica historia, ya que fue construido en honor al famoso navegante Vasco de Gama.

Monasterio de los jeronimos -

No te pierdas la oportunidad de admirar la iglesia, donde podrás ver las tumbas de Vasco de Gama y Luis Camões, así como el fantástico claustro decorado con motivos manuelinos.

Además, en una de las capillas del claustro, se encuentran los restos del escritor Fernando Pessoa. Si tienes la Lisboa Card, podrás disfrutar de la entrada gratuita.

¡Hay tantas cosas por hacer y ver en Lisboa, y el Monasterio de los Jerónimos es definitivamente uno de los mayores atractivos!

Visitar el Monumento a los Descubrimientos

En tu visita a Lisboa, uno de los lugares que no puedes perderte es el Monumento a los Descubrimientos, ubicado a pocos metros de la Torre de Belém y en las orillas del río Tajo.

Monumento a los Descubrimientos

Esta imponente estructura de 56 metros de altura representa una carabela con una escultura de Enrique el Navegante, seguido de otros personajes célebres como Vasco da Gama.

Una vez que te eleves en ascensor hasta la cima, disfrutarás de una vista panorámica deslumbrante. Desde allí contemplarás el imponente mosaico de la rosa de los vientos y el majestuoso río Tajo.

Este es definitivamente un lugar impresionante para visitar en Lisboa y una de las muchas cosas que hacer en Lisboa.

Así que no pierdas la oportunidad de ver una de las atracciones más impresionantes de Lisboa.

Puente 25 de Abril

Si visitas Lisboa, hay algo que definitivamente tienes que ver: el puente 25 de abril. ¿Te suena familiar?

Puente 25 de Abril - Lisboa Ver

Es que se trata de un puente colgante muy similar al famoso Golden Gate de San Francisco. Pero lo mejor de todo es que actualmente es el puente colgante más largo de Europa, ¡increíble!

Y si vas al otro lado del puente, tendrás una sorpresa más: la enorme estatua del Cristo Redentor.

Esta estatua es solo 2 metros más pequeños que su ‘primo’ de Río de Janeiro, ¡pero no dejes que eso te engañe! La estatua portuguesa está colocada en un pedestal de 75 metros, lo que la hace aún más impresionante.

Hay tantas cosas que hacer en Lisboa, ¡pero asegúrate de no perderte esto si quieres tener un viaje ideal!

¿Dónde dormir en Lisboa?

Cuando se trata de elegir los mejores barrios para hospedarse en Lisboa, hay varias opciones excelentes que se adaptan a diferentes gustos y presupuestos.

Barrio Alto

Barrio Alto es famoso por su vibrante vida nocturna con una plétora de bares y restaurantes. Es el lugar perfecto para quienes buscan una estancia llena de diversión y entretenimiento.

Alfama

Alfama, uno de los barrios más antiguos de Lisboa, es ideal para los amantes de la historia y la cultura, con su laberinto de calles estrechas y empedradas, edificios antiguos y acogedores restaurantes de fado.

Baixa

Baixa es el corazón de Lisboa y el lugar perfecto para los turistas que desean estar cerca de las principales atracciones turísticas de Lisboa, tiendas y restaurantes.

Belém

Belém, famoso por la Torre de Belém y los Pasteles de Belém, es la elección perfecta para aquellos que desean una estancia tranquila pero cerca de algunos de los sitios más famosos de Lisboa.

Chiado

Chiado es un barrio elegante y sofisticado, conocido por sus boutiques de lujo, librerías históricas y cafeterías. Es ideal para aquellos que buscan una experiencia más lujosa.

Parque das Nações

El moderno Parque das Nações, con su arquitectura futurista, es excelente para aquellos que desean una estancia moderna y estar cerca del agua.

Cada uno de estos barrios tiene su propio encanto y personalidad, lo que garantiza una estancia inolvidable en Lisboa.

¿Qué no se puede dejar de ver en Lisboa?

  1. Torre de Belém: Esta impresionante fortaleza del siglo XVI, con su deslumbrante fachada de estilo manuelino, es un emblema de la historia y el patrimonio de Lisboa. No te pierdas la oportunidad de explorar su interior y admirar la vista desde su torre de cinco pisos.
  2. Monasterio de los Jerónimos: Este monasterio de estilo manuelino es uno de los monumentos más significativos de Lisboa. Destaca por su detallada arquitectura y por albergar los restos del navegante Vasco de Gama.
  3. Tranvía 15 y la Catedral de la Sé: Un recorrido en el icónico tranvía 15 de Lisboa te permitirá disfrutar de la vista de la espectacular Catedral de la Sé. La visita a la catedral, uno de los edificios más antiguos de Lisboa, es gratuita.
  4. Plaza del Comercio: Este amplio espacio abierto junto al río Tajo es uno de los lugares más emblemáticos de Lisboa. Destaca por sus hermosos edificios porticados y por el imponente Arco Triunfal de Rua Augusta. Cerca de esta plaza se encuentra el elevador da bica.
  5. Barrio de Alfama: Este es el barrio más antiguo de Lisboa y es famoso por sus estrechas calles adoquinadas, sus casas coloridas y su vibrante vida cultural. Alfama es también el hogar del Fado, la tradicional música portuguesa.

¿Qué ver en Lisboa a pie?

Comenzamos nuestra ruta en el imponente Monasterio de los Jerónimos, una joya del estilo manuelino y uno de los puntos de interés más destacados de Lisboa. Desde allí, puedes caminar hacia la cercana Torre de Belém, una antigua fortaleza que ofrece una vista impresionante del río Tajo. Posteriormente, otro de los lugares que visitar es el majestuoso Monumento a los Descubrimientos, un homenaje a los grandes exploradores de Portugal.

Desde ahí, puedes tomar el tranvía 15 hasta el emblemático Barrio de Alfama, con sus estrechas calles adoquinadas y coloridas casas. No te pierdas la visita a la antigua Catedral de la Sé, que es gratuita. Camina un poco más y llegarás al Mirador de Santa Lucía desde donde tienes una increíble vista panorámica de Lisboa.

Después puedes dirigirte hacia el Barrio Alto, conocido por su vibrante vida nocturna. Desde allí, puedes caminar hasta la Plaza del Comercio, uno de los espacios más emblemáticos de Lisboa con su hermoso arco triunfal.

Finalmente, termina tu recorrido en el Puente 25 de Abril, un lugar icónico que ofrece una vista impresionante del atardecer sobre la ciudad. Este itinerario a pie te permitirá experimentar la verdadera esencia de Lisboa y descubrir sus tesoros ocultos.

¿Cuánto tiempo se tarda en ver Lisboa?

En general, se recomienda un mínimo de tres días para recorrer Lisboa y poder conocer sus principales atractivos turísticos.

Sin embargo, si se dispone de tiempo, una estancia de cinco días permitiría explorar la ciudad de manera más relajada e incluir visitas a lugares cercanos como Sintra, Cascais o Estoril. Esto, por supuesto, puede variar dependiendo del ritmo y los intereses personales de cada visitante.

Si quieres sumar sitios a tus planes, puedes visitar en Lisboa alguno de sus museos, como el museo nacional del azulejo o la Iglesia de santo domingo. También puedes incluir, en tus planes, una visita a la estatua del Marqués de Pombal.

¿Cómo conocer Lisboa en 3 días?

Día 1:

Comienza tu viaje en Lisboa con una visita al Monasterio de los Jerónimos y la cercana Torre de Belém. Desde aquí, dirígete al Monumento a los Descubrimientos. Después, podrías tener un almuerzo tranquilo en el área de Belém. Por la tarde, toma el tranvía 15 hasta el Barrio de Alfama y explora sus calles adoquinadas y coloridas casas. No te pierdas la Catedral de la Sé y disfruta de la vista desde el Mirador de Santa Lucía.

Día 2:

Comienza el día en el Barrio Alto, conocido por su vibrante vida nocturna y excelentes restaurantes. Después, puedes caminar hasta la Plaza del Comercio para admirar su arco triunfal y hermosos edificios porticados. Por la tarde, visita el Panteón Nacional y termina el día con un espectáculo de fado en alguna de las casas de fado en esta área.

Día 3:

Para tu último día, considera hacer una excursión de un día a Sintra, Cascais o Estoril. Si prefieres quedarte en la ciudad, puedes visitar el Convento do Carmo y luego tomar un barco para obtener una perspectiva diferente de la ciudad. Finalmente, termina tu viaje con una visita al Puente 25 de Abril en la tarde para disfrutar de una espectacular vista del atardecer.

Este itinerario está diseñado para ofrecerte una visión general de los aspectos más destacados de Lisboa en tres días, pero asegúrate de adaptarlo a tus propios intereses y ritmo de viaje.

Por último, la estrella de la gastronomía local en Lisboa son los Pastéis de Belém. No olvides probarlos.

¿Qué hacer en Lisboa por 1 día?

Mañana:

Comienza tu día en el Monasterio de los Jerónimos, una joya del estilo manuelino y una de las atracciones más importantes de la ciudad. A pocos pasos de allí, descubrirás la Torre de Belém, donde podrás disfrutar de las impresionantes vistas del río Tajo. Posteriormente, dirígete al Monumento a los Descubrimientos para rendir homenaje a los grandes exploradores de Portugal.

Después de explorar Belém, toma el tranvía 15 hasta el Barrio de Alfama, conocido por sus estrechas calles adoquinadas y casas coloridas. Sumérgete en la historia de Lisboa visitando la Catedral de la Sé, uno de los edificios más antiguos de la ciudad.

Tarde:

Después de un almuerzo relajado en Alfama, dirígete al vibrante Barrio Alto, donde podrás disfrutar de la vida nocturna incluso durante el día. No te pierdas la Plaza del Comercio, un espacio abierto impresionante junto al río Tajo.

Noche:

Finaliza tu día con una visita al Puente 25 de Abril, desde donde podrás disfrutar de una vista espectacular de la ciudad al atardecer. Si tienes tiempo, termina tu día con un emocionante espectáculo de fado, la música tradicional de Portugal, en uno de los muchos locales de la ciudad.

Este itinerario ofrece una visión general de los aspectos más destacados de Lisboa en un solo día. Asegúrate de adaptarlo según tus propios intereses y el ritmo de tu viaje.

Conclusión

¡Qué ciudad tan increíble y con tanto que ofrecer! Lisboa ofrece a todo tipo de viajeros —desde los que buscan cultura hasta los más fiesteros- una experiencia única que permanecerá con ellos mucho después de que el viaje haya terminado.

Desde explorar su asombrosa arquitectura y sus calles llenas de cultura y tradiciones hasta cenar o tomar algo en alguno de sus bares y restaurantes de primera categoría, Lisboa lo tiene todo.

Con sus impresionantes vistas del río Tajo, hay un sinfín de oportunidades para la aventura y el descubrimiento en esta gran ciudad. Con su rica y vibrante cultura, Lisboa debería estar en la lista de todas las ciudades para pasar unas vacaciones.

Haga las maletas y prepárese para explorar la belleza de Portugal, porque Lisboa merece su visita.

Explora más Contenido

Leave Your Comment